En la vida todos tenemos un secreto inconfesable, un arrepentimiento irreversible, un sueño inalcanzable y un amor inolvidable.

domingo, 14 de junio de 2015


Y no podemos detenernos, 
no podemos parar esta 
incansable ironía de tenernos.
Este insano sentimiento de querernos, de temernos.
Pasaremos caminando al lado del olvido, 
correremos por los prados llenos de vacío.
 Reuniremos los sentimientos, nos olvidaremos del resto.
Porque tu presente es el mío, y nada,
absolutamente nada puede arrebatarnos esto.
El mundo que creamos, que habitamos
y que sentimos tan nuestro.

1 comentario:

  1. no..uno no se puede detener, aunque muchas veces sepa que chocará contra lo inesperado.
    Precioso,como siempre

    ResponderEliminar