En la vida todos tenemos un secreto inconfesable, un arrepentimiento irreversible, un sueño inalcanzable y un amor inolvidable.

lunes, 29 de junio de 2015


Cuando estoy triste, lloro palabras, las pinto con lápiz negro. 
No me dan ganas de borrarlas con corrector, 
simplemente tacho los errores y sigo escribiendo.
La letra me sale diferente, un poco más chica y planamonótona, sin matices.
Cuando estoy triste, te dedico mis letras, un poco para no olvidarte, 
y otro tanto para recordar la distancia que nos separa. 
Como mis ojos con mi boca, quizás por eso mismo lloro, 
para que mis lágrimas te alcancen, de algún modo.
Cuando estoy triste, no uso lentes, no me preocupa ver la vida diferente, 
no necesito enfoque, ni colores.
Dejo las cortinas cerradas, 
                  y mi alma apagada.

4 comentarios:

  1. oh...sencillamente precioso!

    ResponderEliminar
  2. Oh, por favor!! ¡¡Me ha encantado!! *-*
    Hay momentos en los que me identifico... jo
    ¡Maravilloso!

    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Que hermoso poema, lleno de sentimiento sin duda alguna.
    Muchos besos y saludos para ti ♥

    ResponderEliminar
  4. Que hermoso poema, lleno de sentimiento sin duda alguna.
    Muchos besos y saludos para ti ♥

    ResponderEliminar