En la vida todos tenemos un secreto inconfesable, un arrepentimiento irreversible, un sueño inalcanzable y un amor inolvidable.

martes, 27 de mayo de 2014

«No podría decir con certeza y exactitud que me rompiste el corazón, aunque si puedo afirmar que lo alteraste de algún modo. Lo alteraste sin siquiera una señal de advertencia, llegaste y cambiaste todo. Mi vida, mis pensamientos, hasta creo que los colores ya no son los mismos desde que te conocí.
Porque diste vuelta mi mundo entero, llegando y quedándote sin más.
Y ahora que no estás, ¿cómo volver a dejarlo como estaba? ¿Cómo reiniciar todo, sin borrar nada?
Siento que, ya nada es igual a como antes. Y ni siquiera puedo explicarlo con certeza, solo que es así.
Creí al principio, que eras una simple casualidad, de esas fugaces que con el tiempo se olvidan, pero me cambiaste por completo... Me llevaste de la Tierra a Marte... amarte.
Y me dejaste allá sin vuelta atrás, dejaste todos mis miedos e inseguridades y solo tomaste el amor y la felicidad y nos marchamos. Dime ahora ¿cómo podría volver sin ti?
No me rompiste el corazón, solo lo conociste como ningún otro

No hay comentarios:

Publicar un comentario