En la vida todos tenemos un secreto inconfesable, un arrepentimiento irreversible, un sueño inalcanzable y un amor inolvidable.

viernes, 25 de octubre de 2013

Llorar son como todas las palabras que quiero decir pero no puedo, son todos los gestos que quiero hacer y no hago, son todas las veces en las que quise amarte sin decepcionarme y aún así pasaba, son querer estar con las personas más importante en mi vida y ver que no puedo estar con ellas, son tantas y tantas cosas que jamás he sacado de mí...
Llorar es pensar en mi pasado, pero vivir el presente, llorar es concluir que no a todos les caeré bien, llorar es pensar que en la vida hay que seguir adelante, que no importa nada, que no hay que rendirse. Y seguir siempre, sea como sea, pase lo que pase.
Llorar... Llorar es de fuertes, no creo que alguien débil llore para pensar las cosas, no creo que alguien débil en vez de querer morir llore para no hacer nada de eso, no creo que el que llore sea débil.
Creo que el que no llora es débil, porque no deja salir sus sentimientos, porque algún día esa misma persona no podrá más y explotará...
Porque llorar... Es el desahogo del alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario