En la vida todos tenemos un secreto inconfesable, un arrepentimiento irreversible, un sueño inalcanzable y un amor inolvidable.

viernes, 24 de abril de 2015

Quiero probar si tus labios son como el mar, 
quiero dejarme hundir en las profundidades de tus olas,
vencida, rendida frente a todo de ti.
Quiero detener la presión de los momentos por olvidar 
y conmemorar tu dulce sabor del pasado.
Sabes perfectamente, que me dejaría querer 
con el solo hecho de mirar un poco más tus ojos cristalinos,
sin pedir nada a cambio.
Que si lo que alcanzamos nos enloquece, 
tienes que saber, cariño, 
que podría vivir en un manicomio si eso me permite tenerte.
Que anhelo respirarte, sentirte, 
no olvidar tus marejadas de cariño, 
ni el pasado que hoy vivimos.
Soñarte y no despertar hasta hacerte mi realidad, 
mantenerte como parte de mi locura y volverme consciente 
de que el hoy no nos aleje nunca.
Probar algo de ti cada día, sentir algo en cada caricia, 
que todo sea diferente siempre. 
Tan perfecto que duela, tan corriente que nos supere. 
Tanto, que nos enamore sin darnos cuenta.
Así como nosotros, así como somos.

2 comentarios:

  1. Hay algo tan puro en tu escrito,que revela tu juventud y todo el empuje que te provoca el amor! No hay mejor manera de describirlo! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. beautiful blog kisses andy

    ResponderEliminar