jueves, 12 de junio de 2014

Jamás te enamores de un escritor, porque es más complicado.
Porque en vez de decirte simplemente "hermoso", te dirían algo así como... Eres más, que todas las puestas de sol que han existido y existirán, porque nada se compara a tu esencia, a tu sonrisa, a tu mirada, a tu aroma embriagante. Eres más que todo, porque un simple "hermoso" no puede detallar todo eso que eres. 
Y tampoco te dirían un simple "buenos días", sino algo más como, me encanta despertar y saber que vivimos un día más juntos, y me despierto solo para poder verte de nuevo.
Y mucho menos un simple "hasta luego", si no que te dirían una y mil veces, que cada día es más difícil separarse de ti, que ese hasta luego, sigue en los sueños, que la despedida nunca llega... Lo ven más como una promesa para volver a tener esa sensación de estar completo al observarte una vez más, al día siguiente.
Y cada día te despertarían con una nota pegada cerca de tu corazón, de esas que dicen más que un "te amo", también te dan las razones del porqué, para que nunca tengas duda alguna.
Así que, nunca te enamores de un escritor, porque con palabras pueden decirte más que cualquiera. Pero si lo vas a hacer, cómprale un cuaderno, de esos infinitos... Para que pueda escribir la historia de los dos sin tener la necesidad de terminarla cuando las hojas se acaben.

2 comentarios:

  1. al leer todo tu descripción, me doy cuenta que también soy escritor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás lo eres y no te das cuenta...

      Eliminar