jueves, 4 de marzo de 2010

Siempre he pensado, que las aves representan libertad. 
Siempre volando de un lado a otro sin límite aparente. 
Y de tan solo pensarlo, me estremezco... 
Si ellas son libres, aún encadenadas al cielo, 
 ¿Qué queda de nosotros?